Mi oración para hoy

Hoy, le pido a Dios que abra mi pecho con su  bisturí y con su palabra, que es como espada que penetra en el alma; que opere mi corazón conforme su voluntad, incluso sin anestesia. MI ALMA: No te olvides que tienes contigo al Consolador.  Tienes a aquel que cicatriza las heridas y retira los grandes tumores de nuestro espíritu. Tienes a aquel que cura. Acuérdate: Las cicatrices representan heridas curadas.

Entradas populares de este blog

Luchar o morir

Lo que no mereces

Alguien en ti te necesita