Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2017

Dramatizando todo lo necesario

Imagen
Cada vez que pierdo el control de las situaciones, lloro como si se me fuera a salir el alma. A veces se trata de cosas tan pequeñas que hasta yo misma me pregunto por qué tanta desesperación. Me encierro en la habitación,  pataleo, me pongo de cuclillas en una esquina, me tiro de los pelos... es un momento de tanta rabia.
    Últimamente la sociedad se disfraza detrás de una aparencia de eterna felicidad. Máscaras que ocultan que ellos también tienen sus momentos de lloriqueos y descontrol. Las personas quieren mostrarse alegres, esconden sus emociones y la confianza hoy en día es cada vez más reducida porque a nadie le interesa ya si estás bien o si estás mal. Hoy, lo que está de moda es disfrutar.
    No quisiera formar parte de ese mundo. Yo tengo la necesidad de llorar si me hace falta, y enfadarme si lo necesito también. ¿Por qué fingir que todo está bien cuando me apetece salir corriendo? No me refiero a mostrarle al mundo mis angustias y sí a expresarme, aunque sea solita…

Un regalo llamado dolor

Imagen
Tantas fueron las veces que cuestioné si el amor de Dios era realmente verdadero. Recuerdo que durante mis crisis de angustia, mi alma clamaba con mucha fuerza y preguntaba con gritos chirriantes por qué estaba pasando todo aquello.
     Siempre busqué una escapatoria, aquel sufrimiento era tan grande. Parecía interminable. Era llegar a casa después de haber estado aparentando ahí fuera que todo estaba bien. Era entrar en mi habitación y sumergirme en un profundo silencio interior que me hacía llorar, que me hacía querer quitarme la vida e incluso me hacía dudar de Dios. Pensé que nunca comprendería que todo aquello me llevaría a una etapa mejor, de hecho pensaba que no superaría aquella etapa porque acabaría muerta en algún momento.
    Nadie jamás podrá entenderlo. Cuando lo cuento me juzgan, se sorprenden, no me creen, piensan que estaba exagerando las cosas... nada de eso importa. Solo importa que cada vez que decía: "¡Dios, duele demasiado!", el Espíritu Santo me a…

Yo cuido de ti

Imagen
Yo: Cuando todos mis miedos
ya no caben más en mí,
cuando el cielo está de bronce
y parece que es el fin,
cuando el viento se revuelve
y el mar no se calma
y el tiempo se alarga
y las horas no pasan,
muchas veces yo no puedo
tus planes comprender
y prefiero confiar sin entender.
Yo creo en ti...
Miro hacia ti y espero en ti...Dios: Hija, cuando sientes miedo
a tu lado yo estoy
y yo quiero que tú sepas
que yo siento tu dolor.
Nunca, nunca te olvides
que el mar puedo calmar
y conozco el momento
de darte victorias, ten paz.
Este tiempo es necesario
para que puedas crecer
y muy pronto cosas nuevas
vas a ver.
Yo cuido de ti...
Descansa en mí,  comienza a reír...
Lo que yo tengo es mejor
porque yo sé el mañana.
Hija recibe mi abrazo
que de tu vida yo me encargo.

Beneficios de tomar un café

Imagen
1. Te despierta
2. Sabe muy bien
3. La vida es demasiado corta para privarte de un buen café
4. Te calienta las manos
5. Energía
6. Te hace feliz
7. Te da una razón para quedar con amigos