Entradas

Mostrando entradas de abril, 2017

Luchar o morir

Imagen
Una vida rodeada de silencio. Gritar y no ser escuchada. Que suene solo el clamor de un alma pidiendo ayuda. Nadie lo comprende. Todo parece tan oscuro.  Como si la esperanza se hubiera esfumado. Entonces alguien recuerda que existe una escapatoria que le pondrá fin a todo. Una voz que dirá que el sufrimiento se habrá acabado si invocas a un ser conocido por ser despiadado, pero que en realidad puede ser la solución a ese problema infame: la muerte.
    A partir de entonces, los pensamientos son invadidos por la idea de decirle adiós a todo: al tiempo, al amor, a la familia, a los sueños,  a los planes, a la vida... Y esa idea persiste tanto en quedarse. ¿Hablar con alguien? Eso queda prohibido. ¿Qué podrán decir? ¡Nada!
     Se empieza después a maquetar la estrategia: primero las pastillas, luego escribir una nota explicándolo todo, tumbarse en la cama, cerrar los ojos y esperar a que llegue la oscuridad o la luz (¿quién lo sabrá? )
    El día de concretar el plan llega. Los pas…

Cómo vencí el miedo

Imagen
Yo siempre tuve miedo.  Miedo que frenaba, que bloqueaba, que me impedía reconocerme a mí misma. Recuerdo que no era capaz de ser quién era y de expresarme cuando estaba con otras personas porque mi miedo de no agradar era tan grande que me hacía sentir intimidada.
    Casi todos los días alguien se sentaba conmigo en mi cama, se miraba en el espejo y empezaba a llorar sin saber por qué.  Ese alguien era mi propia alma que me suplicaba florecer y mostrarse a los demás.  Yo, en cambio,  la ocultaba tras sombras, personas e ideologías que no se parecían a mí. Todo por temer a la reacción de las personas si llegaban a descubrir cuáles eran mis convicciones.
    Un día me liberé. Es verdad que varias personas influyeron en esa liberación,  pero la principal y la que hizo la parte más difícil fue Dios. Con Él aprendí que el paso por la vida sufre constantes cambios, haciéndonos transformar ideas y crecer. Dios me enseñó a ser yo. Ya que, si muchos van por ahí libremente dando su opinió…

Injustos exigiendo justicia

Imagen
Hoy he herido el corazón de una personita muy importante para mí.  Se trata de mi hermana pequeña. Estaba muy enfadada con mis padres, entonces para vengarme acabé haciendo una estupidez, sin tener en cuenta que podría estar jugando con la ilusión de una niña. La pobre lloró como si se le fuera a salir el alma. Me sentí muy mal! Por supuesto que ya le pedí perdón y su inocencia de niña fue capaz de perdonarme.
    Lo que me ha ocurrido me trajo a la mente una frase que una vez mi profesora de historia dijo en clase y que me hizo reflexionar mucho sobre ella aquel día: ¿cómo exigir justicia siendo injusto?
    Las personas tenemos la manía de señalar los errores de los demás sin darnos cuenta de nuestros propios errores, es decir, yo fui capaz de ver la injusticia que habían cometido mis padres,  y a consecuencia también fui injusta. Eso no me justifica. Para pedir que alguien sea de una forma determinada, primero tengo que serlo yo.
    La caminata de la vida no es fácil.  Somos…